Ponchos en Argentina; las colores de cada región

Mucho tiempo antes de la conquista española, los pueblos indígenas de Suramérica elaboran ponchos en textiles refinados.

Gauchos en la Bamba de Areco
																															

Mucho tiempo antes de la conquista española, los pueblos indígenas de Suramérica elaboran textiles refinados, para vestirse o para regalar, hechos con la lana de las llamas, domesticadas. Para protegerse del frío, se cubrían la parte superior del cuerpo con un poncho: una pieza cuadrada o rectangular con un agujero para la cabeza, que se deja caer de cada lado del cuerpo, a veces hasta los tobillos.

Los colores provienen de las tinturas vegetales o minerales. Muy rápidamente, el poncho será adoptado por los españoles del campo, en particular en la región andina y en la Pampa. Se convertirá también en uno de los atributos indumentario esencial del gaucho: le sirve de abrigo, de manta o de accesorio cuando está doblado y llevado al hombro.

Elegancia de las gauchitas en la pampa
																  															  

Hoy en Argentina, los ponchos se tejen en lana de llama, de alpaca, hasta de vicuña para los modelos de lujo, de carnero, en seda o en algodón para los más baratos. Cada región tiene sus colores, sus dibujos y sus costumbres de tejido. La finesa de algunos textiles es tal que se utilizan como objetos de adorno. Los más reputados son los de Catamarca, en el Noroeste. La fabricación de un poncho con muchos motivos y colores puede requerir meses de trabajo.

Argentina: algunos ponchos se fabrican con los colores nacionales, blancos y celestes, y llevados durante ciertas fiestas o manifestaciones.

Salta: el poncho de Salta es rojo oscuro con bandas y franjas negras. Durante las guerras de independancia, el general Güemes lo había impuesto a sus soldados. Más recientemente, este poncho inspiró la bandera de la provincia.

Jujuy: bandas de color marrón, ocre y beige, a la vertical.

Chica con Caballo
																  															  

Tucumán: marrón con bordes bordeaux, según la tradición de los Valles Calchaquíes. Este poncho aun fue oficializado por una ley provincial en 2004.

Catamarca: los ponchos de Belén son particularmente reputados por la finesa de su tejido en lana de vicuña. Las mujeres que los fabrican son las herederas de la tradición inca. Una Fiesta nacional e internacional del poncho argentino se organiza en julio desde hace cuarenta años, con exposición de los artesanos y festival de folklore.

Tienda de ponchos, Buenos Aires
																															

Mapuche: los Mapuches tienen una larga tradición en el tejido de los ponchos y el trabajo de los colores con sus magníficos rojos y azules oscuros. Muchos motivos geométricos y/o simbólicos. En la cultura mapuche, el poncho es mucho más que una ropa, es un verdadero carnet de identidad de la persona que lo lleva. Así el de los caciques tenía una guarda con un motivo geométrico particular, con ángulos rectos y en forma de cruz. Hoy está ampliamente reproducido bajo nombre de guarda pampa e inspira los ponchos de varias regiones. Hasta la vajilla y los accesorios de la clase Business de Aerolíneas Argentinas.

Para ver : Mapa ponchos Argentine

Argentina Excepción propone varios circuitos para descubrir la cultura de los gauchos:
Estancias y gauchos de la Pampa y del Noroeste
Estancias de Córdoba, circuito rural y cultural
Estancias y gauchos de Patagonia austral