Arquitectura de Buenos Aires: el estilo Neogótico

Arquitectura de Buenos Aires: el estilo Neogótico

El estilo Neogótico

En la historia de Buenos Aires, el estilo Neogótico llamado “seudo-Gótico” no ocupa un lugar muy importante. Movimiento que surgió en el siglo XVIII en Inglaterra, tuvo su apogeo en el siglo XX, cuando toda Europa vivía una auténtica fiebre por lo neogótico, lo que permitió particularmente remodelar las catedrales.

Considerado junto con el clasicismo uno de los estilos arquitectónicos más importantes, retomó las características del gótico medieval. La mayor parte del tiempo, utilizado para realizar monumentos religiosos, se lo considera con frecuencia como poseedor de un carácter moral eclesiástico.

Más técnicamente, éste se caracteriza tanto por el arco ojival y por el arbotante, útil como elemento de apoyo para levantar columnas, como también por los muros perforados y cerrados por vitrales.

NUESTRA SELECCIÓN DE MONUMENTOS DE ESTILO NEOGÓTICO EN BUENOS AIRES

																	  																  

1. La Facultad de Ingeniería - Sede Av. Las Heras 2214

El edificio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, en un comienzo construido para ser la sede de la Facultad de Derecho, es la única construcción de estilo neogótico de carácter no religioso en Buenos Aires, aunque se asemeje a una catedral. El proyecto inicial era construir un edificio de tres pisos, con pequeños jardines internos y una gran torre central.

Los trabajos comenzaron en 1912, y se interrumpieron en 1938 debido a los altos costes solicitados. Jamás fue terminada. Hoy, además de la facultad, también alberga el Museo de Ciencia y Técnica.

2. La Catedral de La Plata - Entre las avenidas 51 y 53, en La Plata

Este edificio de estilo neogótico se encuentra erigido en el centro de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires. Proyecto del ingeniero Pierre Benoît, su construcción comenzó en 1885 y se inauguró en 1932. Abarca una superficie de 7.000 m² lo que la hace la catedral gótica más grande de América.

La cruz que corona la Linterna se encuentra a 111 m de altura, mientras que las dos torres gigantescas, terminadas en 1999, alcanzan los 117 m. El vitral del rosetón, cuyos colores brillan en la gran ojiva central de la fachada, es uno de los florones de la iglesia. Con una superficie de 180 m², está formado por 25.000 piezas. El carillón de 25 campanas funciona como instrumento de música, y puede funcionar a distancia por ordenador.

3. La Basílica Nuestra Señora de Luján - Calle San Martín 51 en Luján

La primera piedra de la basílica de Luján, monumento de estilo gótico ojival, fue puesta el 8 de mayo de 1887 por el padre J. M. Salvaire. Muy impresionante desde afuera, su majestuosa fachada se encuentra flanqueada por dos torres que se elevan a más de 100 m de altura. Su amplia nave tiene un magnífico rosetón que domina los tubos del órgano por encima de la puerta principal.

La pieza más importante del santuario es la imagen de la Virgen de Luján, santa patrona de la Argentina: pequeña estatua de 38 cm, moldeada en arcilla, vestida con una túnica blanca y un manto azul celeste, que vela por sus fieles desde su hornacina giratoria.