El Manto de hielo Patagónico    

El Manto de hielo Patagónico

Este campo de hielo se extiende sobre más de 350 km al sur de la Patagonia.

Al Sur del continente americano, entre los 48°20´ y 51°30´ de latitud sur, la cordillera de los Andes es casi completamente cubierta de un inmenso manto de hielo, evaluado a unos 22.000 km2, entre los cuales 3.500 km2 del lado Argentina (Hielo Continental Patagónico), ¡por 350 km de largo del Norte al Sur! Se trata del manto de hielo continental más grande, y más importante después de Antárctica y el Groenlandia.

Perito Moreno, credit Glacarium
																  															  

Esta masa de hielo toma la forma de una meseta a 1.500 m de altitud, entrecortada de picos hasta 3.600 m. Una de las características de los 47 glaciares que nacen en el manto de hielo es su altitud: se forman a 1.500 m para descender a 200 m, hasta los lagos lado argentino, cuando la mayoría de los glaciares del planeta se ubican más bien a más de 2.500 m. Es esta particularidad que permite a millones de visitantes de admirar fácilmente su singular hermosura navegando en los lagos.

La formación del lago Argentino (1.466 km2) y Viedma es la consecuencia del deshielo de esta inmensa masa de hielo. Sus aguas se vierten en el río Santa Cruz, cruzan toda la provincia del mismo nombre, para terminar en el océano Atlántico.

Glaciar Viedma
																  															  

La mayoría de los glaciares están retrocediendo, a excepción notable del Perito Moreno y del Pío XI (el más grande: 1.265 km2) que al contrario siguen avanzando. Este manto de hielo constituye una de las más grandes reservas de agua dulce de la Tierra (los glaciares representan unos 98.5% de las reservas del planeta) pero el aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones llevan a una pérdida del volumen del manto. La parte argentina esta protegida por el parque nacional Los Glaciares y la parte chilena por los parques Torres del Paine y Bernardo O´Higgins.

En el parque Los Glaciares, el clima es húmedo y templado, con un poco menos de precipitaciones en verano y un poco más al final del otoño (abril – mayo). Los vientos son extremadamente fuertes (¡150 km/h!), sobre todo en verano. La temperatura media anual es de 7.5°: 0.6° en invierno (julio) y 13.4° en verano (enero), a la latitud más baja, al nivel de los lagos.

Manto de hielo patagonico
																  															  

A pesar de su importancia ecológica, el manto de hielo ha sido relativamente poco estudiado por lo científicos. Su origen se vincula con la formación de los Andes, del Terciario al último período glaciar, al principio del cuaternario. Se dirigen estudios glaciológicos desde unos cincuenta años para medir los glaciares. Han permitido evaluar el deshielo del Upsala y del Ameghino, que están en pleno retroceso.

En cambio, el Perito Moreno ha mantenido su masa estos cincuenta últimos años. El retroceso del glaciar no se refiere a su movimiento sino a la pérdida de masa cuando la evaporación y el rompimiento de bloques no se compensan porque no recibe precipitaciones.
El manto de hielo es uno de los monumentos naturales más impresionantes y más hermosos de Argentina.