Aniversario del General Güemes, el desfile de gauchos de Salta

Aniversario del General Güemes, el desfile de gauchos de Salta

Cada 17 de junio, la ciudad de Salta organiza un desfile con 2000 gauchos de todos los departamentos de la provincia.

																															

Durante las guerras de independencia, la ciudad fue la sede de las expediciones al Alto Perú (Bolivia occidental contemporánea). En lucha contra los “realistas” españoles y pro-españoles, los escuadrones gauchos (jinetes agricultores), bajo el mando del General Güemes se ganaron la fama. En 1813, las tropas revolucionarias bajo el mando de Manuel Belgrano, obtuvieron una decisiva victoria sobre los realistas, en la batalla de Salta, y este éxito militar de gran repercusión aseguró el control de gran parte del territorio.

Muestra de caballos en Salta
																  															  

Cada 17 de junio, la ciudad de Salta organiza un desfile con 2000 gauchos de todos los departamentos de la provincia. Desfiles y cabalgatas de gauchos vestidos con ropas tradicionales se aprecian por la noche. Los grupos folklóricos se reúnen alrededor del fuego, improvisando guitarreadas. Al día siguiente, se celebra una misa, a la que los gauchos acuden en procesión para saludar a la estatua del General, antes de terminar en torno a una gran comida de fiesta.

Fiesta de los gauchos de Salta
																															

Martín Miguel Juan de Mata Güemes Montero de Goyechea y la Corte, más conocido por el nombre de General Güemes, fue el único general argentino que murió durante la Guerra de la Independencia Argentina. Herido por una bala durante un ataque sorpresa de las tropas realistas, murió a los pocos días. Sin embargo, la guerra gaucha continuo, y los hombres del general impidieron que las tropas españolas entraran a la ciudad de Salta. De esta manera, aunque el General no vio de por vida la victoria, finalmente derrotó a sus enemigos.

Homenaje al General Guemes en Argentina
																  															  

En el ámbito militar, el papel de General Güemes fue decisivo para el desenlace de la guerra revolucionaria: después de tres derrotas en el norte, se las arregló para defender las ciudades de Salta y Jujuy, sin ayuda externa. Sin su estrategia de resistencia, las campañas de San Martín habrían sido posibles. Su cuerpo descansa en el Panteón General de las Glorias de la República del Norte, en la Catedral de Salta.