La cocina criolla en Argentina; recetas típicas

La cocina criolla en Argentina; recetas típicas

La cocina argentina tiene muchas recetas típicas tradicionales para cada fecha importante del año; locro, matambre, tamal o humita; dependen de las regiones.

Locro

Este guiso se consume en casi todas las provincias, con variantes regionales, de preferencia en invierno.
Ingredientes del locro: maíz, frijoles blancos, zapallo, chorizo, panceta, tripas y pies (o oreja) de puerco, pequeños pedazos de carne de res (no siempre), el conjunto cocido a fuego lento con pimiento, cebolla y algunas especies durante un mínimo de dos horas. Se sirve de preferencia muy caliente en un plato de barro. El locro es un plato muy popular, particularmente en el Noroeste.

Puchero

El puchero, es el cocido argentino.
Ingredientes: carne de res grasosa y magra, salchicha, huesos (tuétano), zanahorias, puerros, papas, batatas, choclos, repollo, garbanzo, cebolla, apio, perejil, laurel. Se sirve con mostaza, salsa picante y mayonesa. Un gran clásico para el invierno.

Guiso de lentejas

El guiso de lentejas, otro plato de invierno de la cocina criolla. Es muy barato y muy nutritivo.
Ingredientes: lentejas, chorizo, panceta (o carne), cebolla, morrón, ajo, tomate, pimiento, perejil.

Estafodo de carne

El estofado de carne a la argentina, ideal para acompañar las pastas.
Ingredientes: carne de res, ajo, cebolla, zanahorias, tomates y concentrado de tomates, champiñones, vino blanco, caldo de carne, laurel. Dejar que cuece lentamente, por lo menos una hora y media. Variante deliciosa en usobuco, o también con pollo.

Carbonada en zapallo

En Argentina, se encuentran muchas variedades de zapallo (redondo, oblongos…). No dude en probar la Carbonada en zapallo, el zapallo rellenado. El zapallo vaciado y cortado en dos se cuece primero al horno con manteca, leche y azúcar. Se vuelve a hornear después con la carbonada en relleno: carne picada dorada con cebolla, morrón, tomates, maíz, arroz, vino blanco, comino. El zapallo se sirve entero, cerrado.

Matambre

El matambre, especie de redondo rellenado, es un clásico de la cocina argentina. Existe un sinfín de variantes en cuanto al relleno. El matambre es primero el nombre del corte de la carne (de ternera), correspondiente a la falda.
Ahí está una receta de matambre clásico: sacar el exceso de grasa del matambre, extenderlo y frotarlo con vinagre (o limón) y ajo, salpicar con orégano, ajo, laurel y perejil. Dejar adobar antes de guarnecer con una masa a base de pan, leche (o vino), queso y cebolla, jamón cocido, morrón asado y pelado, zanahorias, huevos duros. Enrollar el conjunto, envolver en una tela y hervir durante dos horas. Una vez enfriado, el matambre se corta en rebanadas. Ideal para comer rápidamente o en un plato para acompañar una ensalada.

Tamal

Se encuentran los tamales desde México hasta Argentina, con obviamente muchas variantes locales. Este relleno es muy popular en el Noroeste argentino, en particular en la región de Salta. Se trata de una masa a base de harina de maíz rellenada con una preparación de cebolla, uvas pasas, huevo duro y a veces con carne. El conjunto se envuelve en una hoja de maíz y se cuece en un caldo. Deliciosa entrada.

Humita

La humita se parece mucho al tamal, pero no es rellenada.
Ingredientes: maíz rallado, cebolla, zapallo, pimiento, queso, azúcar, leche. Se sofríe la preparación, se envuelve en dos hojas de maíz encruzadas y se cuece el paquete en el agua hervida. Se sirve muy caliente en la hoja.