Las empanadas, comida emblemática de la Argentina

Las empanadas, comida emblemática de la Argentina

Cualquier persona que pise el suelo argentino, por lo menos debe el primer día probar y conocer las empanadas argentinas.

Cualquier persona que pise el suelo argentino, por lo menos debe el primer día probar y conocer las empanadas argentinas. Éstas, que también se encuentran en España pero mucho más chicas, son un alimento compuesto por un relleno salado constituido de varios elementos – lo que da a la empanada todo su interés – encerrado en una masa elaborada al modo de la masa de pan. Existen centenas de tipos y, según las provincias, las variedades se multiplican al infinito.

Dando forma a las empanadas argentinas
																  															  

– La “masa”: no cambia mucho de una provincia a otra, a menudo la misma masa que para las pizzas. No es sorprendente pues ver a través de todo el país que son a menudo las pizzerías las que las preparan y venden.
– Le “relleno”: crea precisamente toda la diversidad pero también la calidad. No debe ser ni demasiado ni insuficientemente cocido y los elementos que lo componen deben estar en las buenas proporciones.
– El dibujo: cómo poder diferenciar las empanadas con relleno distinto, una vez cerradas, cocidas y sacadas del horno? Nada se parece más a una empanada que otra antes de haberle dado un mordisco. Estuvo necesario pues imaginar una astucia para poder reconocerlas sin tener que comerlas, y por eso, nada mejor que “firmarlas” con un dibujo que cualquier argentino conoce… Por tanto haberlas comido. El dibujo o la firma es el tipo de pliegue que se efectúa antes de la cocción cuando se cierra la masa sobre el relleno. Cada tipo de cierre sobre el borde corresponde a un “relleno” bien particular, y uno podrá saber pues, con un sencillo vistazo, si se trata de una empanada de carne, de pollo o de roquefort.

Las empanadas más comunes son las de carne, de pollo, de verdura, de choclo, de jamón y queso, de cebolla… Para aquellas que se venden en Buenos Aires. Después se darán rápidamente cuenta que cada provincia aprovecha de su producción local para agregarles a sus propias empanadas una “cosita local” para distinguirlas de las de las provincias vecinas.
Haga una prueba y pregúntele a un argentino, en cada etapa en una ciudad, en qué provincia se puede comer las mejores empanadas del país; siempre tendrá la misma respuesta, cada argentino siendo muy “provincialista”, les contestará entonces que ahí mismo podrán degustar las mejores empanadas de Argentina. El salteño alabará las virtudes de Salta y el sanjuanino le explicará que fuera de San Juan, ninguna empanada vale la pena ser probada.

Empanadas en Buenos-Aires
																  															  

En Catamarca, la empanada tiene además en su relleno uvas, huevos y aceitunas. En Salta, además de aceitunas, se le agrega también papas. Además, según las provincias y las recetas, se les hornea o se les fríe… Lo que da también a los “amateur” un nuevo tema de conversación o de polémica en cuanto al tipo de cocción que deben recibir! En resumen, el tema es amplio, y como para el fútbol, si se empieza a entrar en los detalles y en las preferencias de cada uno, no se puede llegar a un acuerdo. Entonces disfruten de su estancia en Argentina para probar un máximo y formarse una opinión!