Franceses e ingleses, una inmigración influyente

Franceses e ingleses, una inmigración influyente

A menudo más cualificados o inversionistas, han tenido influencia en el desarrollo industrial.

Los franceses: una influencia artística, culinaria e industrial

A principios del siglo XIX, durante los primeros años de independencia, llegaron a Argentina los primeros artistas franceses. Las casas editoriales y las publicaciones se multiplicaban, la moda era la literatura francesa, especialmente los folletines. La Sociedad Filantrópica Francesa se creó en 1832.

Los franceses representaban en 1854 al grupo mayoritario antes de la gran ola de inmigración que tuvo lugar en 1857 en los años 1920, con un pico en los años 1880: para ese entonces los franceses representaban el 10% de la población. Los “reclutadores”, como se denominaba a los enviados de las agencias de migración, los reclutaban en las regiones más pobres: Saboya, Bearn, Aveyron, País Vasco y región parisina.

Una particularidad francesa: en 1914 había mayor cantidad de mujeres que hombres, contrariamente a lo que sucedía con las otras nacionalidades. Eran institutrices o lavanderas, como la madre de Carlos Gardel, inmigrante de Toulouse (o Tolosa de Francia). También había prostitutas, como lo inmortalizaron algunos tangos en los que le cantaban a la francesita.

La inmigración del Pais Basco
																  															  

Globalmente, los franceses estaban ubicados entre los inmigrantes mejores cualificados; se instalaron primero en las regiones agrícolas donde se dedicaron a los cultivos de cereales, al vino (desempeñarían un papel fundamental en la evolución de las viñas en Mendoza) o a la ganadería, luego, a principios del siglo XX, trabajaron como obreros, técnicos y ocuparon puestos de mando. En 1884, crearon colonias agrícolas, como la de los aveyroneses en Pigüé, en la provincia de Buenos Aires. Probablemente sea la comunidad que mantuvo los lazos más fuertes con sus orígenes y en diciembre de cada año, se organiza una fiesta alrededor de una tortilla gigante, con el apoyo del departamento de Aveyron.

La inmigracion francesa en Argentina
																															

Fueron principalmente los capitales británicos y franceses los que permitieron, en esta evolución del siglo XX, el desarrollo de la agricultura e industria (ferrocarriles, puertos, industria agroalimentaria). Hasta principios del siglo XX, los franceses monopolizaron la hotelería y restauración, por ello el término “restaurant” se utiliza habitualmente en Argentina. Luego continuaron los españoles encargados de los bares y “confiterías” o salones de té, pero la cocina francesa dejó su impronta, ejemplo de ello se ve en la bollería.

Los franceses crearon la industria azucarera en Tucumán e instalaron los primeros frigoríficos industriales en las afueras de Buenos Aires, revolucionando el mercado de la carne. Algunos franceses tuvieron una gran influencia en la política y en los movimientos obreros.

Descendencia francesa e inglesa en Argentina
																  															  

La República tuvo diez presidentes hijos de inmigrantes franceses (Pueyrredón, Pellegrini, Yrigoyen…). El derecho civil argentino se inspiró en el Código de Napoleón y el sistema educativo, en el modelo francés (influencia de Paul Groussac). Argentina también adoptó algunas palabras francesas (“petit”, por ejemplo).

La red de la Alianza francesa en Argentina es una de las más importantes del mundo. La influencia francesa en la arquitectura y el urbanismo es evidente, en La Plata por el trabajo del arquitecto Pierre Benoît, el paisajista Charles (Carlos) Thays con la Plaza de Mayo, los Bosques de Palermo, entre otros; y la actualidad francesa es una de las más seguidas por los medios de comunicación argentinos.

Los británicos: una fuerza de profesionales y capitales

Los primeros intentos de implantación de las colonias británicas datan de los años 1820, antes de la gran política migratoria impulsada en los años 1850. Luego de los franceses, eran el segundo grupo extranjero, proporción que luego se reduciría a un total de 75.000 inmigrantes en 1940.La inmigración procedente de Gran Bretaña era relativamente más calificada que la de los demás países.

Importantes inversionistas en la modernización de la Argentina, los británicos enviaron compatriotas para ocupar puestos de mando, trabajar como obreros cualificados, ferroviarios, telegrafistas, empleados de banco, etc. Tuvieron un gran impacto en la educación, la construcción de ferrocarriles y en el deporte: a ellos se les debe el polo, y en éste, los argentinos son invencibles.

Moda inglesa en Argentina
																  															  

Es uno de los grupos que mejor supo conservar su idioma y su cultura. El periódico en inglés Buenos Aires Herald, fundado por un escocés en 1876 todavía existe.

Una gran comunidad galesa se instaló en la provincia de Chubut, en Gaiman, Trelew y Rawson, y aún conserva sus tradiciones culturales y culinarias. Los primeros galeses que llegaron eran mineros, luego llegaron los agricultores. El haberse instalado en Patagonia, completamente aislada en aquella época, los convierte en verdaderos pioneros.

Leer:
El Centro de estudios migratorios latinoamericano