Rusos, alemanes, polacos y judíos : la imprecisión de las identidades 

Rusos, alemanes, polacos y judíos : la imprecisión de las identidades

Los orígenes del gran número de inmigrantes de Europa central y oriental, es difícil de determinar.

¿Rusos o Alemanes?

La comunidad de “Rusos”, con 177.000 personas, ocupa el quinto lugar en Argentina. Entre los primeros inmigrantes que se han registrado como rusos, se distingue una parte de la colonia alemana del Volga: cristianos que en primer lugar habían encontrado refugio en esta región rusa antes de ser perseguidos desde fines del siglo XIX. En primer lugar se instalaron en la provincia de Entre Ríos y Buenos Aires y allí se dedicaron a los cultivos de trigo y de frutas.

Más adelante llegaron otros alemanes, entre ellos, un grupo significativo de nazis luego de la Segunda Guerra Mundial, que permanecieron ocultos en el país con identidades falsas. Con la llegada del nazismo primero y luego la guerra, llegaron a Argentina judíos alemanes pero provistos de identidades falsas. Argentina a partir de 1928 les negaría la visa.

Argentina ocupa el cuarto país en el mundo con la comunidad alemana más grande, después de la de los Estados Unidos, Brasil y Canadá. Legó una particularidad gastronómica: el “chucrut”.

¿Rusos o Polacos?

Entre los inmigrantes registrados como rusos hasta 1919, hubo muchos polacos, católicos, ortodoxos y judíos. Hoy se estima que un millón de argentinos sería descendientes de polacos. Por otro lado, muchos “polacos” en realidad eran ucranianos que tuvieron descendencia especialmente en la provincia de Misiones.

Los judíos

El Congreso judío latinoamericano estima que la población de confesión judía en Argentina es de 230.000 personas. Es la segunda comunidad judía de América ubicada después de la de los Estados Unidos y es la sexta a nivel mundial. La gran mayoría reside en Buenos Aires (particularmente en el barrio llamado Once) y es procedente de Europa central: muchos de los inmigrantes registrados rusos pertenecían a esta comunidad. Esta inmigración tuvo sus comienzos en el siglo XIX, y eran procedentes de Alemania, Rusia, luego de toda Europa. Muchos de ellos trabajaron en la agricultura y el comercio.

A partir de 1928, Argentina les prohibió el ingreso a su territorio; a pesar de esta política antisemita, muchos continuaron llegando con pasaportes falsificados. Los únicos atentados terroristas en Argentina (fuera del conflicto interior) apuntaron a la embajada de Israel (1992) y a la mutual israelita AMIA (1994).

Los Croatas

Dentro del grupo de inmigrantes “austro-húngaros” más tarde “yugoslavos” se observan muchos croatas, primero emigrantes económicos y luego políticos. Actualmente, sus descendientes llegarían a ser 250.000, lo que los ubica en el lugar de la comunidad más importante fuera de Europa. El antiguo presidente Néstor Kirchner es uno de esos descendientes.