Glosario del tango

Glosario del tango

Del abrazo al bandoneón, todo el vocabulario para conocer antes de ir a una milonga de Buenos Aires.

Tango show, Rojo tango
																															

Abrazo: El enlace. Los bailarines de tango milonguero jamás rompen el abrazo: la cara y el busto se tocan, este contacto le permite al bailarín comunicarse con su bailarina y guiarla. El abrazo es tanto más importante cuanto el tango es un baile de disociación entre los movimientos de la parte superior del cuerpo y los de las piernas.

Edad de oro: La generación de músicos que se desarrolló en los años 1940 y 1950, con decenas de orquestas y la renovación del tango como género y danza populares. Entre los grandes directores de orquesta y compositores: Juan D’Arienzo, el Rey del compás; Edgardo Donato, Aníbal Troilo, Ricardo Tanturi, Rodolfo Biaggi, Alfredo Gobbi, Ángel D’Agostino, Carlos di Sarli, Horacio Salgán, Miguel Caló, Osvaldo Pugliese, etc

Publico del show de tango
																  															  

Arrabal: Los suburbios, en lunfardo. Lugar mítico del mundo del tango, las letras a menudo hacen referencia a ellos, como Melodía de Arrabal de Alfredo Le Pera y Carlos Gardel.

Barrida, boleo, corte, gancho, quebrada, sacada: Figuras/pasos de tango.

Bandoneón: El instrumento emblemático del tango. Originario de Alemania, se hizo popular en Argentina a fines del siglo XIX. Cada botón da una nota diferente según se abra o se cierre el fuelle. Entre los grandes bandoneonistas se encuentran: Eduardo Arolas, Pedro Laurenz, Ciriaco Ortiz, Osvaldo Fresedo, Aníbal Troilo, Leopoldo Federico, Astor Piazzolla.

Pareja bailando, Rojo tango
																															

Cabeceo: El signo que se hace con la cabeza y que confirma una invitación a bailar. Tradicionalmente, en las milongas, primero se invita con una mirada, y luego con un cabeceo, y no yendo directamente a la mesa de la persona elegida. Los compañeros de baile se levantan entonces, y ambos se encuentran en la pista.

Caminar: Es el arte de desplazarse en la pista al ritmo de la música, “caminar” es la base del aprendizaje del baile de tango. Esto que parece fácil, es sin embargo, lo más difícil. Cuando el bailarín domina la caminata, domina también el ritmo (el compás), la postura y el uso del espacio de baile, es decir, lo esencial.

																  															  

Compadre: En lunfardo, es el jefe de banda del barrio: fardón, bien vestido, gamberro incluso proxeneta. El compadrito es el émulo del compadre.

Compás: El ritmo. El tango se baila por el ritmo, no por la melodía, por eso la importancia de tener un buen compás ya que se lo baila por el tempo principal y a contratiempo. El “dos por cuatro” o 2×4, evoca el ritmo originario del tango con una medición en dos tiempos (2/4) que luego se transformó y se volvió más lento en un cuatro tiempos (4/4).

Paso de tango de salón
																															

Conventillo: Edificación donde se apiñaban inmigrantes y familias pobres de Buenos Aires, particularmente en La Boca. Uno de los lugares en donde nació el tango.

Cortina: Intermedio musical entre dos series de tangos o las tandas. La cortina permite volver a sentarse e invitar a otra bailarina para otra tanda. Algunos disc-jockeys siempre pasan la misma cortina, otros dan rienda suelta a sus gustos musicales. En algunas milongas, a veces se pasan largas cortinas de folclore, salsa o rock, que se también bailan.

Concierto de tango
																  															  

Giro: Generalmente, el bailarín es el que hace girar a la bailarina alrededor de él. Una de las figuras básicas.

Guardia Vieja: Primera generación y primera escuela de músicos de tango, desde fines del siglo XIX hasta los años 1920. Es la Guardia Vieja la que impuso la Orquesta Típica y estructuró al tango como género musical. Grandes figuras de la Guardia Vieja fueron: Francisco Canaro, Roberto Firpo, Ángel Villoldo. Tangos célebres: El Entrerriano, Unión Cívica, La Morocha, El Choclo, La Cumparsita, etc.

Guardia nueva: La segunda generación de músicos, de 1920 a 1940. El tango se volvió profesional, se afinaron la composición y la interpretación, los solistas tenían el protagonismo. Entre los grandes nombres, se destacan: Julio de Caro el innovado, Osvaldo Fresedo, Aníbal Troilo, Rodolfo Biaggi, Carlos di Sarli, Francisco Lomuto…

Show de tango, Cafe de los Angelitos
																															

Lunfardo: El argot de los suburbios de Buenos Aires y de los inmigrantes. Los libretistas de tango utilizaron durante mucho tiempo su vocabulario rico y metafórico.

Milonga: El término milonga se refiere a la vez al baile y a todo lugar donde se baila tango así como también a un estilo de música binaria, más ágil y más alegre que el tango. Porque son más rápidos, los pasos de la milonga son más cortos.

Milonguero: ¡Aquel que le vendió el alma al tango! Un milonguero pasa sus noches en las milongas, organiza su vida para el tango. Es uno de los pilares del baile.

Canción de tango, Piazzolla
																  															  

Ocho: Figura básica del tango: sucesión de pasos cruzados hacia delante o hacia atrás formando un ocho.

Orquesta Típica: Formación emblemática del tango, la Orquesta Típica aparece en los años 1910 con la Guardia Vieja. La orquesta típica está compuesta por bandoneones (frecuentemente cuatro) y violines (ídem) para la melodía, un piano y un contrabajo para el ritmo. Flauta y guitarra tienden a desaparecer. La edad de oro de la orquesta típica será en los años 1940, con formaciones de doce músicos y uno o dos cantantes.

																															

Tanda: En las milongas (bailes), se baila el tango por series de cuatro fragmentos, luego de eso se vuelve a la mesa durante la “cortina” y se cambia de pareja para una nueva tanda. Tradicionalmente, las tandas transcurren en el siguiente orden: cuatro tangos instrumentales, cuatro tangos cantados, tres milongas, cuatro tangos instrumentales, cuatro tangos cantados, tres valses, y se empieza de nuevo.

Tanguería: Lugar de concierto o de espectáculo de tango.

Tango canyengue: El tango un poco pícaro del principio. La pareja baila abrazada, con las piernas flexionadas, mejilla con mejilla, jugando y balanceándose con la música, muy ágil. Los pasos son algo diferentes del tango “clásico”.

																  															  

Tango milonguero: El estilo más tradicional del tango argentino. Se baila abrazado y hasta “apilado”, en equilibrio sobre la pareja de baile y no sobre su propio eje. Hay pocas figuras complejas, pero numerosas variaciones en la música, comunicación entre los bailarines y sensualidad.

Tango salón: El otro estilo clásico que se baila en las milongas. Muy cercano al tango milonguero, pero con abertura del abrazo y más figuras.

Tango moderno
																															

Tango nuevo: Reciente evolución del baile, inspirado en el tango fantasía de espectáculo, con numerosas figuras complejas, incluso acrobáticas. Los aficionados aprecian bailar el tango electrónico, lo que no es el caso para los “tradicionales”. No confundir con el Nuevo tango, estilo creado por Astor Piazzolla en los años 1960.

Tango canción: Los cantantes de tango se impusieron en los años 1920, se transformaron en verdaderas estrellas, inevitables. Algunos de los grandes nombres son: Carlos Gardel, Roberto Ray, Edmundo Rivero, Raúl Berón, Fiorentino, Floreal Ruiz, Ángel Vargas, Jorge Maciel, Roberto Rufino, Héctor Pacheco, Alberto Castillo, Julio Sosa, Roberto Goyeneche. Y entre las mujeres: Libertad Lamarque, Tita Merello, Mercedes Simone, Ada Falcón.

Tango electrónico: Evolución musical reciente que, como su nombre lo indica, mezcla el tango y los ritmos electrónicos. A veces muy alejado del tango tradicional. Grupos: Gotan Project, Tanghetto, Bajo Fondo, etcétera.
Tanguero: Bailarín de tango. Término más neutro que el de “milonguero”.

Telón del escenario de tango
																  															  

Vals: El vals argentino se baila como el tango pero en tres tiempos y con muchos giros y movimiento. Es uno de los tres estilos musicales bailados en los bailes, junto al tango y la milonga.

Zapatos: Atributo esencial de los bailarines de tango. Flexibles, livianos, con una suela que permite no pegarse a la pista, un pequeño tacón para los hombres y uno alto (hasta 10 cm) para las mujeres. Los zapatos de tango le dan elegancia, ayudan a mantener la postura y forman parte de la colección del bailarín. En otro tiempo, se “vestían ” para ir a bailar, se entiende por ello que lo hacían de manera elegante. Hoy se acepta que los bailarines vistan vaqueros y camisetas, incluso coexistiendo con el traje o la falda corta.