Guía de viaje & circuitos en Jujuy

Informaciones de viaje sobre la Provincia de Jujuy.

San Salvador de Jujuy

La ciudad de San Salvador de Jujuy es la capital de la provincia epónima. Puerta de entrada de los Andes del Noroeste, penetramos aquí en la Argentina indígena, mas auténtica. Situada a 1260 m de altitud, la ciudad es una buena parada para descubrir los sitios de alrededor, especialmente la Quebrada de Humahuaca muy cercana. San Salvador de Jujuy conserva una historia caótica: los españoles se instalaron allí, antes de que los indios calchaquíes destruyeran en 1563 las primeras construcciones de los colonos. La corona española se impuso nuevamente sobre ese territorio, pero ella debió hacer frente hasta el siglo XVIII a los levantamientos de los indios. La ciudad fue igualmente lugar de enfrentamientos durante la guerra de independencia argentina que comenzó en 1810.

Quebrada de Humahuaca

La Quebrada de Humahuaca es un profundo valle de 155 Km y una vía de acceso natural entre las planicies bajas (la pampa) y el altiplano, desde tiempos precolombinos. Fue declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por la UNESCO por sus espléndidos paisajes, pero también por los numerosos pueblitos y ciudadelas que conservan una gran cantidad de vestigios precolombinos y coloniales, como los de la cultura Omaguaca, cuasi intactos. En el sitio Inca Cueva se hallaron restos que datan de 10.000 años. Algunos pueblitos marcan el recorrido de la Quebrada: Purmamarca, con su Cerro de los Siete Colores, Maimará, Tilcara y Humahuaca.

Purmamarca

A 56 Km al norte de Jujuy, Purmamarca es el primer pueblo de la Quebrada de Humahuaca, emplazado lejos de la ruta y adosado al Cerro de los Siete Colores. La montaña debe su nombre a la más absoluta realidad de los colores que la componen y que pasan en degradé del beige al rojo transitando antes por el verde, el gris, el amarillo… Por un sendero se puede rodear la montaña. El pueblo es por sí mismo encantador, con sus casas de adobe, su blanca iglesia con su carpintería de cardón y su cementerio de tumbas multicolores. 

La Cienaga

Conjunto de jóvenes montañas coloridas. La Cienaga está situada a una decena de kilómetros de Purmamarca sobre la ruta 52 que lleva a Susques. Zona ideal para caminatas todavía desconocida, encanta a los amantes del trekking por su riqueza geológica y por sus montañas que oscilan entre los colores ocres, verdes y colorados.

Tilcara

El pueblito colonial de Tilcara, sobre el margen del Río Grande, es uno de los más interesantes de la Quebrada de Humahuaca. Se llena de gente para celebrar sus fiestas folclóricas, en enero el Carnaval y la Semana Santa. Alejándonos del pueblo, podemos visitar las ruinas de la fortaleza precolombina El Pucará. Los Tilcaras, del grupo Omaguaca, la construyeron hace aproximadamente 900 años sobre una colina estratégica que dominaba el valle. Por sobre un jardín botánico de montaña, el sitio fue restaurado y hoy podemos ver el perímetro de las casas y del cementerio. Los objetos se exhiben en el museo arqueológico del pueblo. A pocos kilómetros, completa este paseo la Garganta del Diablo, un precipicio con una pequeña represa.

Maimará

El pueblito de Maimará, al norte de Jujuy, se encuentra al pie de otro paisaje de ensueño: la Paleta del Pintor. Se trata de grandes placas rocosas multicolores, con reflejos ocres, rojos y verdes, que componen un magnífico cuadro natural. El cementerio del pueblo, sobre la colina, es particularmente pintoresco.

Uquia

Ubicada en la ruta nacional 9, en la Quebrada de Humahuaca, el pequeño pueblo de Uquía se encuentra a 116 km de la capital de Jujuy. Uquía está a 2858 m de altitud y tiene una población de alrededor de 500 habitantes. La mayor atracción del pueblo es su pequeña iglesia de influencia jesuítica construida en 1691 y que se conserva perfectamente excepto por el hecho de que una de sus torres ha desaparecido. Por dentro encontrará pinturas de gran valor, una de las cuales es el retrato de San Ignacio de Loyola. Uquía es también uno de los únicos lugares de la Quebrada de Humahuaca donde pueden observarse vicuñas.

Pueblo de Humahuaca

Última etapa de la Quebrada: Humahuaca, el pueblo más importante de la región (11.500 habitantes) que supo conservar bonitas casas coloniales distribuidas en sus estrechas callecitas de adoquines. Hasta fines del siglo XIX, era un importante punto de intercambios comerciales, a casi 3.000 m. de altura, sobre la ruta del Alto Perú. Su carnaval es famoso en todo el país: durante ocho días del mes de febrero, todo el pueblo se disfraza, canta, baila y bebe para acompañar a los diablos enmascarados que desfilan. El último día, se entierran en la montaña ofrendas a la Pachamama, la Tierra Madre, y a los diablillos. En Humahuaca encontramos un artesanado de calidad, particularmente en materia de ponchos indígenas confeccionados a mano.

Iruya

Iruya es un pueblito en el fin del mundo, enclavado en la montaña a 2.780 m. de altura, en el extremo final de un camino de 50 Km que parte de la ruta principal que conecta Jujuy con Bolivia y alcanza los 4.000 m. Su paisaje está sembrado de casitas de piedra o blanqueadas con cal, calles de adoquines y una población indígena que ha sabido conservar sus tradiciones. Se pueden hacer lindísimos paseos por el cerro multicolor o por la ribera de los dos ríos que rodean el pueblo.

Pueblo y ruta de Coranzuli

En la ruta entre Humahuaca e Iruya (50 km), un desvío de 10 km lleva a los visitantes a Colanzuli. Este pueblo de la provincia de Salta posee una plaza central, al borde de la cual se encuentra su iglesia de domo azul. Sus alrededores ofrecen paisajes de rocas blancas que contrastan con su tierra color ocre y naranja. Es una alternativa a la ruta principal de Iruya.

Tres Cruces & Rio Azul Pampa

A 40/50 km al norte de Humahuaca, sobre la ruta 9 que lleva a Abra Pampa, Azul Pampa y Tres Cruces ofrece un buen ejemplo de paisajes de Puna (desierto de altitud). Una cadena de montañas rojizas rodean valles inhabitados con cursos de agua y cabañas de pastores de vez en cuando.

Laguna Pozuelos

Declarada Monumento Natural, la Laguna de Pozuelos se encuentra en plena Puna, a unos cincuenta kilómetros de Abra Pampa, al norte de la provincia de Jujuy, a 3.600 m. de altura. Esta reserva protege una rica colonia de aves acuáticas, que cuenta con 44 especies y 25.000 flamencos rosados (tres especies: flamenco austral, parina grande y parina chica). Construyen sus nidos a la vera de la laguna, que cubre alrededor de 15.000 hectáreas.

Casabindo

Situado en la ruta 11, a 55 km al sudoeste de Abra Pampa (3.377 m), el pueblo de Casabindo recibe cada año el 15 de Agosto la fiesta de la Virgen María, santa protectora del lugar. A parte de sus vísperas, sus bailes, sus procesiones esta fiesta se tornó famosa por su corrida, simbiosis entre tradición católica y costumbres heredadas de la conquista española. Se trata de la única manifestación taurina en Argentina. El hombre se enfrenta al animal sin usar banderines. El acto de coraje en honor al santo consiste para el torero en retirar un pañuelo con monedas de plata puesta sobre la cabeza del toro.

La Quiaca

Un cartel nos recuerda que La Quiaca es el último pueblito antes de Bolivia y que se sitúa ¡A 5.121 Km. de Ushuaia! Un puente tendido sobre la quebrada nos permitirá llegar hasta Villazón, en el país vecino. Los intercambios comerciales entre ambas localidades son incesantes. Pero, lo que realmente es interesante de ver es la ruta que lleva hasta este lugar, atravesando toda la planicie de altura desde la Quebrada de Humahuaca. A unos quince kilómetros, el pueblito colonial de Yavi es reconocido por sus pinturas rupestres y los petroglifos de sus grutas así como por su bella iglesia del siglo XVII.

Cuesta de Lipan

En la ruta nacional 52, un tramo de la ruta une Purmamarca con las Salinas Grandes, antes de continuar hacia Paso de Jama, en la frontera con Chile. Esa ruta sinuosa y zigzagueante cuenta con 17 km, y va desde los 2.192 m (Purmamarca) a los 4170 m de altitud en el lugar de Abra de Potrerillos. Algunos cientos de metros antes de llegar a la cima de la ruta, un mirador permite apreciar una vista espectacular.

Salinas Grandes

La temible Cuesta de Lipán, que pasa de una altura de 2.200 m. a 4.200 m. en unos treinta kilómetros, une Purmamarca con Salinas Grandes. Este lago salado ubicado en medio de la Puna cubre 12.000 hectáreas. Se trata de un inmenso desierto de sal sobre el que se puede circular en auto y admirar el trabajo de los obreros, que aún recogen la sal de manera tradicional. Para compensar sus magros salarios, realizan objetos de sal que venden a los turistas.

Pueblo de Susques

Situado en la ruta 52, el pequeño pueblo de Susques es muy antiguo. Ubicado a una altura de 3.886 m, sus orígenes se remontan a los tiempos de los Indios Atacama (los Lickan-antay), mucho antes de que el Imperio Inca arribara hasta el territorio argentino actual. Los colonos españoles, aunque pocos habitaban esas tierras hostiles, edificaron en ese pueblo el santuario cristiano más antiguo de la provincia de Jujuy. La iglesia de Nuestra Señora de Belén de Susques fue consagrada en 1598, y se caracteriza por sus paredes de adobe y su techo de paja. En su interior las paredes están decoradas con pinturas que representan flores y animales de la región. Un órgano particular entrona también la iglesia: su teclado excepcionalmente bajo obliga al organista a tocar de rodillas.

Paso de Jama

El Paso de Jama es un puesto fronterizo entre Argentina y Chile y uno de los escasos puntos de traspaso entre los dos países. La ruta N.º16 es transitable todo el año, incluso cuando nieva. Es un tramo esencial de las rutas que conectan el Atlántico con el Pacífico, llamadas “Corredor Bioceánico para el Desarrollo”, a lo largo del Trópico de Capricornio.

El Calilegua

El Parque Nacional El Calilegua fue creado en 1979 para proteger una parte del bosque de Yungas (Jujuy) que constituye, sin duda alguna, una de las biodiversidades más ricas de Argentina. El bosque pluvial de Yungas crece entre los 400 y los 3.000 m. de altura. Se caracteriza por la densidad de su vegetación y por sus numerosos ríos y torrentes. El yaguareté, un jaguar en vías de extinción, aún habita estos bosques, así como el tapir, el murciélago, la taruca, el venado gris. 400 especies de aves han sido repertoriadas en estas tierras, entre las que se encuentran el tucán, el pájaro carpintero y el colibrí. A 3.000 m., en Alto Calilegua, se pueden observar restos de fortificaciones incas.