Valles Calchaquíes, Noroeste Argentino: Guía de viaje & circuitos

Información turística sobre los Valles Calchaquíes, en el noroeste de Argentina, por nuestra agencia de Buenos Aires.

Geografía & Clima de los Valles Calchaquíes

Sin duda alguna uno de los sitios naturales más bellos de Argentina, los Valles Calchaquíes son un conjunto de valles y montañas que se extienden 520 km por las provincias de Catamarca, Tucumán y Salta. La región más visitada al Norte de la ciudad de Salta y de Cafayate sigue la mítica ruta 40 y el río Calchaquí. Una ruta estrecha y en gran parte sin asfaltar que atraviesa los pueblos de Cachi, Molinos, Angastaco, en el corazón de un fantástico paisaje de montañas coloradas y con formas esculpidas en la roca por la naturaleza a lo largo de los siglos.

Desde el punto de vista de la ruta, en verano, de Diciembre a Marzo conviene ser prudente ya que es la temporada de lluvias. Es preferible descubrir la región por la mañana y al final de la tarde, y en las horas más calurosas, hacer como los lugareños que duermen la siesta. Ver Cuando ir a Argentina

Historia de los Valles Calchaquíes

Los Valles Calchaquíes deben su nombre a los pueblos originarios calchaquíes o diaguitas, temibles guerreros que durante un siglo, opusieron resistencia a la colonización española sólo con sus arcos, flechas y hachas. En 1561, los Diaguitas se refugiaron en los Valles y se armaron contra los españoles bajo las órdenes del cacique Kalchakí. Es por esta razón que los conquistadores les llamaron Calchaquíes. Derrotados definitivamente en 1667, muchos fueron deportados a otras regiones, como los Quilmes, llevados por la fuerza a la provincia de Buenos Aires a un lugar que hoy día lleva su nombre.

Pertenecientes al grupo de la civilización andina, los Calchaquíes llegaron a dominar la metalurgia, trabajaban con el cuero, el oro y la plata, los tejidos y la agricultura, cultivaban maíz, quinoa, patatas en campos cuyo riego se realizaba mediante terrazas. La cría de llamas les proveía un medio de transporte, carne, leche, cuero y lana.  

Fauna y flora de los Valles Calchaquíes

La zona de la puna no tiene una fauna tan diversificada como en la  yunga vecina de Salta, por su clima seco y frío. Se puede contemplar unos cóndores y flamencos andinos. Unos lamas, alpacas y vicuñas le acompañan también a lo largo de la ruta.

Fiestas y cultura de los Valles Calchaquíes

Cafayate es conocida por ser la cuna del folklore. Desde 1974, se organiza un gran festival llamado Serenata en Cafayate, en el que participan los mejores músicos de Argentina. En todo el noroeste, la gente disfruta de las reuniones con amigos y familiares, allí comen, cantan y bailan. A menudo, los restaurantes y bares invitan algunos músicos, y a veces es el mismo dueño del sitio quien decide tocar la guitarra. Serenata en Cafayate es el homenaje que se les hace a todos los norteños por este amor que manifiestan por la música. Allí se presentan todos los tipos de música popular, tanto los jóvenes talentos como los más consagrados: Los Nocheros, Los Huayra, el Chaqueño Palavecino, etc.

Amblayo

Amblayo es un pueblo a 2.290 m de altitud. Esta ubicado en el centro de la zona agricola entre los Valles Calchaquíes y  de Lerma. Muy aislado, tiene un acceso complicado, con su camino de tierra de 45 km. Tiene lindos paisajes a visitar caminando o a caballo.

Payogasta

Payogasta quiere decir “pueblo blanco” en el idioma calchaquí, por las montañas con nieve en invierno alrededor. Este pueblo tiene 400 habitantes a 10 km al Norte de Cachi por la ruta 40. Sus especialidades gastronómicas  son el cordero, el queso de cabra, el maíz y la quinoa.

Cachi

El bello pueblo de Cachi esta a 2.200 m de altitud. Es una tentación quedarse a disfrutar de la fisonomía y tranquilidad del pueblo, tan cautivantes, y en medio de un paisaje excepcional. Calles adoquinadas, pequeñas casas blancas, una bonita iglesia con techo de cardón, un pequeño museo arqueológico sobre los Calchaquíes, un mercado artesanal y un antiguo molino.

Seclantas

Pueblo típico del valle con sus casas de ambos lados de la ruta, Seclantas tiene 300 habitantes. Es un lugar de interés histórico nacional desde 1975, por su arquitectura tradicional de barro y su iglesia colonial del Carmen.

Molinos

A partir de Cachi, la famosa Ruta 40 se extiende a lo largo del río Calchaquí hacia el Sur. Un camino polvoriento y alucinante que comunica algunos pueblos, hasta llegar a Molinos, uno de los lugares más simpáticos de los Valles Calchaquíes. Si bien los alrededores parecen estar desiertos y olvidados, éstos han constituido durante años, un camino comercial importante en la ruta de los Andes. El pueblo debe su nombre a los molinos construidos sobre el río.

Colomé

Es posible realizar un desvío de 40 km para llegar hasta la estancia de Colomé, un lugar excepcional para una estadía en el corazón del viñedo. Esta bodega es una de las mas altas del mundo, con sus viñedos a 2.200 y 2.300 m. Tiene condiciones ideales para la cultura del torrontés, una cepa conocida por su vino blanco muy suave.

Museo James Turrell

La estancia Colomé ofrece la visita de un museo de arte contemporáneo de nivel internacional. 1.700 m2 muestran las obras de luces en el espacio del artista estadounidense James Turrell.

Angastaco

La ruta 40 continúa hasta Angastaco con su pequeño centro que revive apenas el calor disminuye. En la temporada del secado de los pimientos, las calles de tierra esta todas cubiertas de la cosecha roja de los campos alrededor. A algunos kilómetros del pueblo, Los Colorados: un enorme anfiteatro natural rodeado de montañas coloradas.

San Carlos

El pueblo de San Carlos cuida mucho sus tradiciones, con la cultura de los pueblos originarios calchaquíes, presentes en la zona desde el siglo XI. Se puede visitar unos vestigios de las culturas precolombinas en un pequeño museo abierto desde 2008. Su iglesia colonial estuvo construida en 1801.

Cafayate

Llegando a Cafayate, encontramos la mano del hombre y el verde de los cultivos. Las primeras viñas anuncian una pequeña ciudad próspera que gira en torno de la vinicultura. El pueblo Cafayate fue fundado en 1840. Hoy en día, es el principal centro comercial de la región y una parada ineludible de la ruta de los vinos con la producción de una cepa que no existe en ningún otro lugar del mundo: el torrontés.

En Cafayate, todos los lugareños se encuentran en la plaza 20 de Febrero, en el centro de la ciudad, rodeada de bares, restaurantes y tiendas. La Catedral Nuestra Señora del Rosario, construida a fines del siglo XIX, es una de las pocas en poseer cinco naves. Un mercado artesanal ofrece los productos típicos de la región: tejidos, objetos de cuero y madera, cerámicas, cestería. También se pueden apreciar hermosos objetos indios en el museo arqueológico e histórico Rodolfo I Bravo. Ya sea en la ciudad o en las cercanías, se encuentran abiertas las bodegas para ser visitadas: bodegas Etchart, Félix Lavaque, Nanni, Torino, etc. Es la ocasión para descubrir el torrontés, una cepa blanca de aroma intenso, con notas de frutos tropicales y flores blancas. Para conocer más, también se puede realizar una visita al Museo de la vid y el vino abierto en 1981.

A algunos kilómetros de Cafayate, por la ruta principal hacia Salta, al visitante le espera otro espectacular paisaje por más de 50 km: la Quebrada de las Conchas. Un largo cañón surcado por el tiempo, cuyos estratos geológicos han sido esculpidos con extrañas formaciones rocosas que llevan nombres evocadores tales como: los Castillos, El Obelisco, El Fraile, El Sapo, El Anfiteatro, la Garganta del Diablo. El noroeste en toda su majestuosidad.

Ruinas de Quilmes

A 60 km al sur de Cafayate, en la provincia de Tucumán, la antigua ciudad india de los Quilmes ha sido restaurada y abierta al público. Fue construida en la montaña, en el siglo IX. Se pueden observar las bases escalonadas en terrazas de esta ciudad de los Diaguitas, uno de los grupos de la civilización andina. Vencidos por los españoles luego de las guerras calchaquíes, la mayor parte de los lugareños fue deportada a la provincia de Buenos Aires al lugar que hoy lleva su nombre. A 22 km más al sur de las ruinas, se puede hacer una parada en el pueblo de Amaicha del Valle, conocido por su artesanado: cerámicas, tapices, tejidos, etc.

Ruta del Parque de los Cardones

La ruta 40  que une a Salta con Cachi sólo podrá dejarles un recuerdo inolvidable así como también emociones fuertes: primero deberán sortear la Cuesta del Obispo, una subida en zigzag a través del bosque hasta 3.000 m de altura. Luego, el paisaje cambia, se vuelve llano y árido, los cactus candelabro del Parque Nacional Los Cardones montan guardia. Atención en la Recta de Tintin: los carteles indican que no se debe acelerar en esta última línea recta, las llamas en libertad pueden atravesar el camino.

Ruta 40 de Cachi a Cafayate : Molinos, Angastaco, Quebrada de las Flechas

A partir de Cachi, la famosa Ruta 40 se extiende a lo largo del río Calchaquí hacia el Sur. Un camino polvoriento y alucinante que comunica algunos pueblos, hasta llegar a Molinos y Angastaco. Si bien los alrededores parecen estar desiertos y olvidados, éstos han constituido durante años, un camino comercial importante en la ruta de los Andes. Más al Sur, la ruta 40 hacia Cafayate lleva a la Quebrada de las Flechas, un cañón impresionante cercado de flechas rojas que apuntan al cielo.  

Hoteles & estancias: donde alojarse en los Valles Calchaquíes

Hotel Hacienda Los Molinos : linda casa en la plaza principal del hermoso pueblo de Cachi.

Hotel Patios de Cafayate : una encantadora parada con tratamientos en el Winespa, en el corazón del viñedo; un lugar soñado para una parada llena de paz y bienestar.

Hotel Cafayate Wine Resort, Cafayate: estancia de lujo en un ambiente de ensueño y en plena naturaleza. Buena bodega y gastronomía.

Restaurantes : donde comer en los Valles Calchaquíes

Restaurante Macacha, en Cafayate : permite descubrir en un marco de elegancia, una amplia selección de vinos, en especial aquellos de los Valles Calchaquíes. De alta calidad y de inspiración tradicional, así son las creaciones que componen la cocina del lugar.

Comedor Criollo, en Cafayate : una parillada típica, que les propone degustar un asado con toda simplicidad, para acompañar los vinos y en particular el Torrontés, la cepa reina de Cafayate. Un agradable alto culinario.

Rincon Florido, en Angastaco : lugar sencillo y típico. Un lugar perfecto para descubrir la riqueza gastronómica del noroeste, empañadas y cordero con un rico vino patero.

Finca El Carmen, sur la route d’Angastaco : estancia histórica con su capilla jesuita, su biblioteca, su museo de la agricultura y su granja. Atmósfera familiar con recetas tradicionales.

Shopping : que comprar en los Valles Calchaquíes

Artesanado : las tiendas a lo largo de la ruta, y en los mercados artesanales de las plazas de cada pueblo, ofrecen la mejor variedad de artesanías locales de alfarería, cerámicas, cestería, y tejidos de lana de llama.

Ponchos : se puede observar como las familias hacen el tejido de forma muy tradicional, en las casas de adobe a lo largo de los 10 km de ruta de tierra al Este del Rio Calchaquí, desde el la ruta 42  hasta el pueblo de Seclantas.

Vinos de Cafayate : conocidos como los vinos más altos del mundo, con su ineludible torrontés, vino blanco único de la región.

Transportes : como llegar a los Valles Calchaquíes

Desde Buenos Aires, el mejor medio para llegar a los Valles Calchaquíes y a Cafayate es llegar hasta Salta en avión, luego alquilar un automóvil. Si decide realizar en autobús el trayecto desde la capital argentina hasta el noroeste, deberá contar unas veinte horas de viaje.

Avión: el aeropuerto General Güemes, a 10 km al sudoeste de Salta, recibe vuelos procedentes de las ciudades de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba. Compañías: Aerolíneas Argentinas, Aerosur, Andes y LAN.

Coche: Es importante recordarse que los pueblos de los Valles Calchaquíes están muy aislados, y anticipar los lugares donde tomar nafta y comida. Cafayate está situada a 235 km al norte de Tucumán y a 180 km al sur de Salta por la ruta nacional 68 o por la 40. Por la ruta 40, deberán partir muy temprano y contar un largo día hasta llegar a Cafayate. Es preferible hacer una parada.

Circuitos de excepción en los Valles Calchaquíes

Argentina Excepción propone algunos viajes para descubrir Salta y el Noroeste. Algunos ejemplos:

Fly and Drive Salta, Valles Calchaquíes, Cafayate, Quebrada de Humahuaca12 días en categoría encanto, visitando los más bellos lugares de la región de Salta.

Viaje de excepción del Noroeste a las cataratas de Iguazú: 15 días con chofer-guía en hoteles de excepción para admirar dos de los más hermosos paisajes de Argentina: la región de Salta y las cataratas.

Vinos y gastronomía de Salta a Mendoza: recorrido por las mejores bodegas argentinas con paradas en Salta, Colomé, Cafayate en estancias de excepción.

Todos nuestros circuitos en Argentina & Patagonia