Viaje en Patagonia Austral, Argentina

Información viaje en Patagonia Sur : Calafate, Ushuaia, Chaltén y el Paine.

EL CALAFATE

Esta pequeña ciudad de 17.000 habitantes, a 320 Km al noroeste de Río Gallegos, en el corazón de la pampa patagónica, se encuentra en plena expansión. Poco a poco comienza a integrarse a la red aérea del país a través de un aeropuerto situado a 15 minutos del centro de la ciudad, construido para responder a la afluencia de turistas ávidos por conocer el Parque Nacional Los Glaciares o el Macizo del Fitz Roy. Esta ciudad aislada, emplazada a orillas del Lago Argentino, es la única que cuenta con las estructuras apropiadas tanto de recepción para los visitantes como de excursiones para los glaciares.

EL CHALTÉN

Creado en 1985 sólo como consecuencia de un diferendo fronterizo con Chile, el pueblo de El Chaltén (300 habitantes) es el punto de ingreso principal a la parte norte del Parque Los Glaciares, al pie del Cerro Fitz Roy. Este pueblito aislado está consagrado por completo al turismo y es considerado como la capital nacional del trekking. Numerosos recorridos son posibles: desde los tranquilos paseos por la montaña atravesada por lagos de un día de duración, hasta el ascenso del Fitz Roy con etapas en refugios, pasando por el trekking sobre el Glaciar Torre. Como las condiciones climáticas pueden ser muy duras – violentos vientos, lluvias, frío, visibilidad nula– es recomendable prever tiempo suficiente para descubrir esta magnífica región de la Patagonia.

TORRES DEL PAINE

Situado a tan sólo 3 horas de automóvil del Calafate (286 km/3h15 hasta la entrada de Cerro Castillo), el Parque Nacional Torres del Paine constituye una excursión imperdible de 3/4 días en territorio chileno. Éste, linda con el Parque nacional de los glaciares del lado argentino. Ambos parques ofrecen un concentrado de los más bellos paisajes de la Patagonia chilena y argentina. Con una superficie de 181.414 hectáreas, este paraíso de los senderistas, de los observadores de la fauna salvaje y de espacios vírgenes, encierra en él bosques, montañas, valles, lagos, glaciares y cascadas, bellísimos. Fue nombrado por la Unesco, Reserva de biósfera, en 1978.

SANTA CRUZ - PROVINCIA

Al norte de Tierra del Fuego y de la Patagonia Chilena, la región de Santa Cruz fue durante mucho tiempo objeto de disputa con Chile, antes de tornarse definitivamente argentina en 1888. Río Gallegos es la capital de esta provincia que se extiende desde la Cordillera de los Andes hasta el Océano Atlántico. Cruzan esta región los ríos Chico, Deseado y Santa Cruz, que recogen las aguas provenientes de los glaciares antes de lanzarse al océano. Justamente estos glaciares constituyen el atractivo principal de la provincia: son paisajes cautivantes que podemos apreciar en el Parque Nacional Los Glaciares, haciendo excursiones a pie o en barco, entre otros, por los lagos Argentino y Viedma. Agreguemos a esta impactante provincia, la visita a La Meca del trekking en Argentina: El Chaltén, situado al pie del Monte Fitz Roy.

CAMPO DE HIELO PATAGONICO

Este casquete glaciar posee un largo de 360 Km y un ancho de 40 Km. Su superficie alcanza casi 22.000 Km², 3.500 del lado argentino. Se trata del tercer casquete glaciar del mundo, luego de la Antártida y de Groenlandia. El Campo de Hielo Patagónico constituye la reserva de agua dulce más importante de Sudamérica. 47 glaciares se desprenden del campo de hielo, siendo los tres más destacados el Upsala, el Viedma y el Moreno. A diferencia de otras formaciones que se originan a 2.500 m. de altura, estos glaciares nacen a 1.500 m. y descienden hasta los 200 m., ofreciendo así un acceso y una vista únicos en el mundo.

LOS GLACIARES - PARQUE NACIONAL

Es uno de los paisajes más extraordinarios de Argentina. Los Glaciares comenzaron a ser protegidos en 1937 mediante la creación del Parque Nacional Los Glaciares, que se extiende a lo largo de 724.000 hectáreas al sudoeste de la Provincia de Santa Cruz. Por su belleza, su interés geomorfológico y la fauna en vías de extinción que alberga, este Parque Nacional ha sido declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1981. Abarca los dos grandes lagos glaciares Argentino y Viedma, 47 glaciares entre los que se destaca el reconocido Perito Moreno y el monumental Fitz Roy. La temperatura promedio es de 0,6°C. en invierno y de 13,4°C. en verano. El principal punto de acceso al parque es la pequeña ciudad de El Calafate.

GLACIAR PERITO MORENO

Un espectáculo inolvidable y un fenómeno único. El Glaciar Perito Moreno es uno de los pocos que siguen avanzando, a razón de aproximadamente 700 m. por año. Cuando su frente de 5 Km de ancho y de 60 m. de alto obstruye totalmente el brazo de la Lago Argentino, la presión del agua provoca su ruptura, en una sinfonía de hielo y agua que nos deja sin aliento, acompañada por olas enormes. Este fenómeno se produjo unas quince veces en el siglo XX y las dos últimas en 2004 y en 2006. Imponentes bloques de hielo se desprenden permanentemente con un estruendo similar al del quejido de los truenos. Se puede observar el Perito Moreno desde un barco o desde el sector de las pasarelas y también se puede caminar sobre él, con la asistencia de un guía y un buen calzado con crampones.

LAGO ARGENTINO

Es el lago más grande de la Patagonia, con una superficie de 1.466 Km2 y una profundidad que puede alcanzar los 500 m. en algunos sectores. Las excursiones en catamarán parten de Punta Bandera, a unos cincuenta kilómetros de El Calafate. Navegación garantizada por entre los icebergs a la deriva, esculpidos por el agua y matizados por toda la paleta de los azules sometidos a los caprichos de la luz. El barco remontará varios brazos del lago para aproximarse al Glaciar Spegazzini, soltar amarras en la Bahía de Onelli y su Bosque de Lengas, pasar por ante el Glaciar Perito Moreno y el Glaciar Upsala. Este último es el más grande de todos: 50 Km de largo, 70 m. de alto, 870 Km2 en total…¡Más de cuatro veces la superficie de Buenos Aires! Una excursión imperdible.

GLACIAR Y LAGO VIEDMA

Con sus 80 Km de largo, el Lago Viedma no tiene nada que envidiar al Lago Argentino. Se sitúa más hacia el norte, en las proximidades de El Chaltén y del Monte Fitz Roy. Se organizan diferentes excursiones en barco que permiten acercarse al Glaciar Viedma, de 575 Km2. El glaciar está formado por capas de nieve acumuladas, que terminan por comprimirse bajo su propio peso y soldarse en una masa compacta de hielo. Al igual que los otros, el Glaciar Viedma se origina en el Campo de Hielo Patagónico.

FITZ ROY

Considerado como un must por los andinistas, el ascenso del Fitz Roy queda reservado a los más experimentados. Se destaca no por su altura (“sólo” mide 3.405 m.) sino por su belleza y su grado de dificultad. Fue vencido en 1952 solamente por los franceses Terray y Magnone y, en la actualidad, son pocos los deportistas que cada año llegan hasta su cumbre. Desde El Chaltén, una caminata permitirá admirarlo si las nubes no coronan sus crestas. Su nombre tehuelche, El Chaltén, significa “la montaña que fuma”. Fue rebautizado con el nombre de Fitz Roy en homenaje al explorador que condujo a Darwin por la región. Pero hay otro ascenso más difícil y desafiante: el Cerro Torre, de 3.128 m., reconocido como casi infranqueable por su pared granítica de 800 m. y su cima cubierta de hielo.

VALLE DE LAS VUELTAS

El Chaltén se sitúa en el corazón del Valle de las Vueltas, donde confluyen los Ríos de Las Vueltas y Fitz Roy, a orillas del Lago Viedma. Un lugar ideal para las caminatas o los paseos a caballo y una buena ocasión para ver, tal vez, pumas o zorros grises y rojos, guanacos, nutrias, huemules y, por supuesto y con un poco de suerte, cóndores andinos. El valle está sembrado de bosques de ñires y de lengas (familia de la haya), árboles típicos de la región, como así también de cascadas, lagos y algunas estancias. Un paseo de 4 horas hasta el Campamento Poincenot ofrece una bellísima vista panorámica de todo el valle.

BALCÓN DE CALAFATE

El Balcón de Calafate, a 1.000 m. de altura, ofrece una bellísima vista de El Calafate y del Lago Argentino. Con cielo despejado, se puede también admirar el Glaciar Perito Moreno así como los Montes Fitz Roy y Torre. Sólo los cóndores viven en esta estepa patagónica totalmente virgen, barrida por los vientos.

BOSQUE PETRIFICADO DE LA LEONA

Un viaje hacia el pasado yendo hacia el sur del Lago Viedma, al pie del Cerro Los Hornos, para observar los vestigios minerales de la Patagonia, cuando hace millones de años su clima era más benigno y su vegetación exuberante. La formación de los Andes y la actividad volcánica enterraron estos bosques bajo una colosal capa de cenizas. Ríos y glaciares les dieron una última sepultura, hasta que se produjo una depresión en el terreno que sacó a la luz los fósiles de aquellos árboles y de dinosaurios, en este paraje aislado, en medio de la estepa patagónica.

RESERVA NATURAL RIO DESEADO

Al lado de Puerto Deseado, uno de los más importantes centros de pesca marítima de la Argentina, la reserva natural Río Deseado es única tanto desde un punto de vista geológica como de la fauna. Protege el único río suramericano desaguado y ocupado por el océano, sobre 40 km. Cormoranes, pájaros ostreros, pingüinos de Magallanes y delfines vienen regularmente en este refugio natural, uno de los tesoros turísticos de la costa austral.

RIO DESEADO y los MIRADORES DE DARWIN

El extraordinario paisaje de cañones que bordean el Río Deseado se formó por las erupciones volcánicas de la era jurasica. Charles Darwin, que exploró la región al principio del siglo XIX, dejó su nombre a estos acantilados, los miradores de Darwin. Se pueden explorar desde la tierra o desde el mar. Las primeros habitantes de esta región aislada dejaron pinturas rupestres en las grutas.

PARQUE NACIONAL MONTE LEÓN

Sobre más de 60.000 hectáreas a lo largo de 40 km de costa, en la provincia de Santa Cruz, Monte León se creó en 2004 como primer parque nacional marítimo de la Argentina. La estepa es típica de esta región de Patagonia, malgastada por los vientos. Acercándose de la costa, el paisaje se parece a un león, de allí el nombre del parque. La fauna aviaria es particularmente rica. Decenas de miles de pingüinos y lobos marino vienen cada año para reproducirse. El parque se ubica a 50 km de Puerto Santa Cruz, y al 200 km al Norte de Río Gallegos.

RÍO GALLEGOS

Fundada en 1883 en el medio de la nada, sobre la costa del Atlántico, Río Gallegos (92.000 habitantes) es en la actualidad la capital de la Provincia de Santa Cruz y la única ciudad del sur de la Patagonia Argentina. Vive esencialmente de la cría de ovejas y de la actividad portuaria pues es el punto de embarque del carbón de las Minas de Río Turbio. Una ciudad (fría, inhóspita, rústica, cruda. Elegí vos) barrida por los vientos, en la que el turismo hace a veces escala para iniciar luego el camino hacia El Calafate o Tierra del Fuego. Los amantes de la pesca encontrarán la felicidad en el Río Gallegos, que alberga enormes truchas. Varias estancias situadas a pocos kilómetros de la ciudad se han especializado en la pesca deportiva, en la temporada que se extiende de noviembre a abril.

USHUAIA

Ubicada en una bahía entre el Canal de Beagle y la montaña, Ushuaia, capital de Tierra del Fuego, se presenta como “la ciudad del fin del mundo”. Su atmósfera es muy particular, especialmente en el puerto donde las compañías ¿?navieras afichan los horarios de las próximas partidas hacia la Antártida. Pero no siempre fue un lugar apreciado. Para poblar este sitio estratégico, el gobierno argentino tuvo como primera idea construir en esas tierras una prisión, que efectivamente funcionó de 1911 a 1947 y que hoy en día se ha convertido en un interesante museo. En la década del ´70, los inmigrantes se vieron atraídos por la creación de un polo industrial y de privilegios fiscales. Se construyeron casas con techos de chapa ondulada multicolor que contribuyen al encanto de Ushuaia. Es conveniente visitar la ciudad durante el verano austral, cuando el clima es más agradable y las noches más cortas

TIERRA DEL FUEGO - PROVINCIA e ISLA

Esta tierra mítica, última etapa antes de la inmensidad blanca de la Antártida, fue explorada por Magallanes en 1520, quien la bautizó con el nombre de Tierra del Fuego al haberla descubierto iluminada por las fogatas encendidas por los indios. Desde hace 10.000 años aproximadamente, cuatro pueblos habitaron estas tierras: los Onas, los Hausch, los Yámanas y los Alakalufs, todos extinguidos con la colonización. Tierra del Fuego es la provincia argentina más reciente y abarca una parte de la isla (21.263 Km2) así como también la Antártida Argentina y las Islas del Atlántico Sur, con una superficie total de 986.418 Km2. Argentina incluye en esta provincia varias islas que en realidad se encuentran bajo soberanía británica, como las Islas Malvinas. Otros conflictos territoriales con Chile, que posee la parte más grande de la Isla de Tierra del Fuego, siguen aún sin solución definitiva.

ESTRECHO DE MAGALLANES

Tierra del Fuego está separada del continente por el Estrecho de Magallanes, que une los Océanos Atlántico y Pacífico. Este paso fue descubierto por la expedición de Magallanes en 1520, al término de una travesía de veintiocho días. Sin embargo, el tráfico marítimo por este estrecho era complicado debido a la ausencia de faros; por ello, las compañías marítimas preferían pasar por el Cabo de Hornos, hasta que Chile aportó una solución definitiva a inicios del siglo XX. En lo sucesivo, la apertura del Canal de Panamá limitó el interés por este cruce austral. El descubrimiento de yacimientos petrolíferos en los años cincuenta dio un nuevo impulso al Estrecho de Magallanes, bajo la égida chilena.

RÍO GRANDE

Río Grande (55.000 habitantes) es la ciudad más importante de la Tierra del Fuego argentina. Fue fundada a fines del siglo XIX sobre la costa atlántica, por buscadores de oro y misioneros salesianos. Realmente había que tener un espíritu pionero para instalarse en estas tierras inhóspitas, golpeadas por los vientos glaciares. Actualmente, la mayor parte de los habitantes no son oriundos de Río Grande: el Estado Argentino puebla esta región mediante la creación de polos industriales y de zonas francas. Entre los pioneros citaremos a los criadores de ovejas, radicados en gigantescas estancias que reciben a los visitantes y que nos ofrecen una ocasión única para descubrir la región. Los alrededores de Río Grande son también un paraíso para la pesca de truchas en sus ríos.

CABO SAN PABLO

Entre Río Grande y Ushuaia, un desvío nos lleva hasta el Cabo San Pablo, sobre la costa del Atlántico. Un magnífico camino a lo largo del que se observan guanacos conduce a una amplia playa. El casco del Desdémona, un barco encallado, se ha convertido en el símbolo de esta playa del fin del mundo. El Faro, construido en 1945, quedó inclinado luego del terremoto de 1949 que lo dejó fuera de servicio. Una estancia propone paseos a caballo y excursiones de pesca o de observación de aves en uno de los más bellos paisajes de Tierra del Fuego.

LAGO FAGNANO

A unos cien kilómetros al norte de Ushuaia, el Lago Fagnano se extiende por 98 Km de largo, partiendo del pueblo de Tolhuin y terminando en Chile. Los Onas lo habían llamado con gran poesía “el descanso del horizonte” porque la línea de la cordillera se ve interrumpida por la presencia de este lago. Es una buena ocasión para hacer caminatas, pescar truchas o simplemente observar los albatros, los petreles o el cauquén de Magallanes.

LAGO ESCONDIDO y PASO GARIBALDI

Como su nombre lo indica, el Lago Escondido está oculto en medio de la Cordillera, a 60 Km al norte de Ushuaia, al pie del Paso Garibaldi. Se proponen cabalgatas por la montaña y pesca deportiva en el marco de este paisaje de absoluta quietud.

CANAL DE BEAGLE

El Canal de Beagle separa la gran Isla de Tierra del Fuego de las otras pequeñas islas situadas al sur que pertenecen a Chile (Puerto Williams). Es un canal navegable que mide aproximadamente 240 Km de largo por 5 Km de ancho, en el sector más estrecho. Debe su nombre al barco británico Beagle, que exploró la región en el siglo XIX bajo las órdenes del Capitán Fitz Roy, entonces guía de Charles Darwin. Desde Ushuaia, el canal permite realizar muy agradables paseos en barco en los que se podrá observar la fauna local (leones de mar, pingüinos, aves), admirar la bahía de Ushuaia, pasar por ante el Faro del Fin del Mundo o por la Estancia Haberton, perteneciente a la familia de Thomas Bridges, un misionero anglicano que fue el primer europeo que se instaló en la región, a fines del siglo XIX.

ISLA DE LOS LOBOS

Las salidas en barco desde Ushuaia permiten acercarse a la Isla de los Lobos, un refugio de para los lobos marinos de dos pelos y las otarias de crin (león de mar). Estos mamíferos son excelentes nadadores y reparten su existencia entre el mar y la tierra firme, donde se instalan para descansar y reproducirse. Son primos de las focas y de las morsas y viven en colonias. El macho dominante preside un harén de hembras que defiende luchando y dando rugidos impresionantes. Antes de lograr su situación actual de protección, fueron indiscriminadamente cazados por sus pieles.

ISLA MARTILLO

Quienes viajen en verano no pueden perderse la excursión en barco a la Isla Martillo y a Puerto Almanza, donde se encuentra una gran colonia de pingüinos magallánicos. Contrariamente a otras especies, este pingüino no vuela. Elige estos parajes, como la Península de Valdés al norte de la Patagonia, para reproducirse. Su pelaje es negro y blanco y no es demasiado alto: mide 75 cm. aproximadamente. La torpeza que lo caracteriza en tierra firme desaparece frente a la sorprendente agilidad que demuestra en el agua, donde encuentra su propio alimento y el de sus crías (moluscos y crustáceos). Estas aves viven en pareja y en colonias para protegerse.

TIERRA DEL FUEGO - PARQUE NACIONAL

El Parque Nacional de Tierra del Fuego fue creado en 1960, en una superficie de 63.000 hectáreas. Protege el bosque andino-patagónico que es el más austral, en un paisaje de montañas escarpadas y con acceso a la costa marina. Numerosos caminitos se abren para explorar los paisajes de turba y el bosque de lengas y de guindos (similares a las hayas), perfumados en la primavera por la orquídea amarilla? de Magallanes. Abundan en estas tierras los castores, que fueron introducidos en los años cuarenta y que hoy en día provocan daños importantes. También los zorros, los guanacos (en altura), los murciélagos, los cauquenes… El camino costero bordea la Bahía de Lapataia y conduce hasta un cartel que nos recuerda que La Quiaca, en la frontera boliviana… ¡Está a más de 5.000 Km! El Tren

CABO DE HORNOS

Mítico y temible, el Cabo de Hornos, en territorio chileno, es el punto más austral de América del Sur. Los capitanes se amedrentaban frente a este paso crucial de las rutas comerciales entre Europa y Asia. Se trataba de uno de los cruces más difíciles de franquear debido a los fuertes vientos que azotan este sector -los famosos “Cuarenta Rugientes”-, a las corrientes marinas, a las gigantescas olas y a los icebergs. Llamado también el Cabo de las Tormentas, es un verdadero cementerio marino. Se puede acceder a este acantilado de 425 m. en barco, desde Ushuaia, cuando las condiciones climáticas lo permiten, o bien sobrevolarlo en avión. La marina chilena mantiene una estación sobre la isla así como un faro, cuyo guarda es el único residente permanente.