Ruta del vino, de Mendoza a Valparaíso – 3

Este circuito de viaje sobre la ruta de los vinos invita a cruzar los Andes de Argentina a Chile

DÍA 1 : BUENOS AIRES

Descripción: un guía porteño los recibe en el aeropuerto internacional de Ezeiza (Pistarini). Este los acompaña hasta su hotel y los espera para luego comenzar con el primer recorrido de la ciudad de Buenos Aires. Almuerzo en Puerto Madero, en un restaurante ubicado a lo largo de los antiguos docks renovados. Luego un tour por La Boca con sus pequeñas casas multicolores que han inspirado a poetas y pintores. Visita de la Plaza de Mayo, corazón histórico de la ciudad y del barrio de San Telmo, rebosante de encanto y de estilo, muy apreciado por intelectuales y artistas. Finalizando con un paseo por el barrio de Recoleta, reconocido por sus parques, su famoso cementerio y el museo de Bellas Artes. Al final del día, un briefing en el hotel entorno a un mapa con uno de nuestros responsables de operaciones quien le detallara el recorrido con mapas.
Almuerzo: restaurante Cabaña Las Lilas – Dique N°4 de Puerto Madero.
Noche: Hotel Algodon Mansion o equivalente (cena libre).

DÍA 2 : BUENOS AIRES / MENDOZA / BODEGAS LUJÁN DE CUYO & MAIPÚ

Descripción: después de su desayuno, su guía los acompaña al aeropuerto Jorge Newbery para volar con destino a Mendoza. Su guía mendocino los recibe y los conduce al hotel para dejar su equipaje. Su recorrido enológico se inicia en la bodega Benegas situada entre Luján de Cuyo y Maipú. Construida en 1901 por Agustín Alvarez, entonces gobernador de la provincia de Mendoza, es una reliquia histórica. La bodega conserva el encanto de la producción artesanal. Espíritu de Bordeaux en tierra mendocina, con cepas Cabernet, Cabernet Sauvignon y Merlot… que tienen de 20 a 80 años y fueron plantadas sobre 40 hectáreas. Sus líneas de vinos: Estirpe Benegas, Benegas y Benegas Lynch. Continúa el recorrido del terruño argentino con la bodega Flichman. En 1873, en Barrancas en la región de Maipú, fueron plantadas las primeras vides y en 1910 la familia Flichman reinauguró la bodega dándole su nombre. Actualmente, pertenece a un grupo portugués. Estas bodegas forman parte de la historia de los vinos argentinos. De regreso a su hotel, un Spa los espera para un momento de descanso.
Opción: bodega San Diego.
Distancia: 90 km de trayecto, aproximadamente.
Almuerzo: bodega San Diego.
Cena: restaurante Almacén del Sur.
Noche: Posada Borravino.

DÍA 3 : LUJÁN DE CUYO

Descripción: a la hora deseada, salida con destino a la región de Luján de Cuyo y a la bodega Luigi Bosca, propiedad de la familla Arizu, ubicada en Luján de Cuyo, al sur de Chacras de Coria, cerca del museo Fader. De estilo holandés, su arquitectura es un ícono de la región. La iniciación en los vinos argentinos se continúa en la bodega Alta Vista. Ésta ha sido creada en 1997 por Jean-Michel Arcaute, enólogo francés, proyecto al que se unió la familia d’Aulan, propietaria del Castillo Dereszla (Hungría) y del Castillo Sansonnet en Saint Emilion (Francia). El “savoir-faire” francés, la tierra, el clima e interpretación argentinos produjeron vinos de alta calidad: Alto, Gran Reserva, Premium y Cosecha.
Opciones arte: visita del museo Fader (o museo Provincial de Bellas Artes) donde se encuentra la colección más importante de este pintor local de principios del siglo XX y/o visita del museo Mucha (o museo de Chacras de Coria), lugar de expresión cultural, concepción moderna de la museología.
Cronología y distancia: 80 km de trayecto aproximadamente.
Almuerzo: restaurante de la bodega Ruca Malen.
Cena: libre (restaurante en el lugar).
Noche: Posada Borravino.

DÍA 4 : LUJÁN DE CUYO / VALLE DE UCO

Descripción: la ruta de los vinos los lleva ahora al valle de Uco, a Tupungato y, más precisamente, al seno de la propiedad Salentein, interesante por 5 razones: la bodega, la colección Killka, los paisajes de la finca, el restaurante y la posada. 2.000 hectáreas, entre las cuales hay 455 dedicadas a la vid. En el corazón de la finca se encuentran las ruinas de una antigua casa jesuita que ya entonces se dedicaba a la viticultura. 200 años más tarde, Salentein cultiva Pinot negro, Cabernet-sauvignon, Malbec, Merlot, Syrah, Chardonnay y Sauvignon blanco para producir 4 vinos: Salentein, Nimina, Primus y Los Leones. Luego de la visita y degustación en las bodegas, se da paso a la arquitectura, la pintura y la escultura – colección permanente y exposiciones temporarias.
Cronología y distancia: 100 km.
Comentario: la estancia en la posada Salentein incluye también un paseo a caballo.
Almuerzo: restaurante de la bodega Altus.
Cena y noche: Hotel Posada Salentein.

DÍA 5 : LUJÁN DE CUYO

Descripción: después de un baño matutino en la suntuosa piscina de la posada Salentein, se van por los pequeños caminos del valle de Uco para visitar en primer lugar la bodega Lurton. La calidad de los suelos, el clima y la cantidad de agua proviniente de los Andes hicieron de este terruño del Nuevo Mundo el dorado para los viticultores en busca de novedades. En 1995, Jacques y Francisco Lurton adquieren 225 hectáreas que están repartidas en dos sitios: Tunuyán, Vista Flores a 1.100 m de altitud y Barrancas, más al este, a 600 m de altitud. Se producen allí 3 niveles de calidad: los clásicos, los vinos criados en barricas y Gran Reservas. Después del almuerzo, el itinerario continúa hacia Tupungato donde realizan una visita guiada y degustaciones en la bodega Andeluna. Se trata de 80 hectáreas situadas al pie del volcán Tupungato. El entorno es grandioso, cepas francesas, suelo argentino, antepasados italianos, winemaker de fama internacional y capitales americanos hacen de este vino y de este viñedo un conjunto de primera calidad. Otras opciones: bodega O’ Fournier, bodega Monteviejo…
Distancia: 60 km de trayecto.
Almuerzo: restaurante de la bodega Atamisque, que tiene criadero de truchas.
Cena y noche: Hotel Posada Salentein.

DÍA 6 : RUTA 7 / ANDES / CHILE

Descripción: esta vez, la ruta del vino da un salto sobre los Andes. Se parte por un magnífico camino que atraviesa la Cordillera, por la ruta la “Carrera” y luego la ruta de Chile. Pasan frente a Penitentes, el Puente del Inca y el parque Aconcagua, luego cruzan el túnel y se encuentran en Chile, donde se inicia una larga pendiente hacia Santiago. Una parada para almorzar en el hotel El Portillo, luego de pasar la frontera, sobre la Laguna del Inca, pequeña laguna en la que se refleja la Cordillera. El camino, particularmente escarpado, los conduce hasta el valle. Al final de la tarde, llegada a San Alfonso, en el Cajón de Maipo, un valle encajonado que bordea el río Maipo hasta el parque El Morado. Se alojan en el Altiplanico, en el pueblo de San Alfonso, un hotel con boutique pleno de encanto en la orillas del río, en plena naturaleza.
Distancia: 237 km hasta la frontera, 3km de túnel y 210 kms del lado chileno.
Almuerzo: en el restaurante del hotel El Portillo.
Cena y noche: Hotel Altiplánico Santiago.

DÍA 7 : VALLE DEL MAIPO

Descripción: día de visitas de las bodegas del Valle de Maipo, que se distinguen particularmente por la producción de Cabernet-sauvignon, cepa emblemática de la región. En Concha y Toro, el primer productor de vino de Chile y uno de los más antiguos (1883), degustan un primer vino en el magnífico parque paisajístico, y descubren la leyenda del Casillero del Diablo y de la creación de Almaviva, un vino premium elaborado en asociación con Rotschild. Después de la degustación en la bodega, una pausa para el almuerzo en el restaurante Doña Paula de la Viña Santa Rita, en una hermosa hacienda de principios del siglo XIX. Por la tarde, visita de la bodega Pérez Cruz en Huelquén. Se trata en este caso de una joven y pequeña bodega, cuya arquitectura representa medias barricas. Pérez Cruz se especializa en la alta gama y podrá catar dos vinos tintos de Reserva.
Comentario: la elección de las bodegas es una sugerencia; se puede modificar según sus preferencias. Otras opciones: Cousiño Macul, Viña Haras del Pirque, bodega en Santa Rita…
Distancia: 120 km de trayecto, aproximadamente.
Almuerzo: libre en el restaurante Doña Paula de la Viña Santa Rita.
Cena y noche: Hotel Altiplánico Santiago.

DÍA 8 : VALLE DE CACHAPOAL / VALLE DE COLCHAGUA

Descripción: emprenden camino hacia el Valle de Cachapoal para visitar Altaïr. Esta joven y excepcional bodega produce sólo dos vinos: Sideral y Altaïr, dos ensamblajes con una dominante de cabernet-sauvignon. El edificio de piedra ha sido construido para integrarse al paisaje y su terraza ofrece una vista panorámica sobre el viñedo y el valle. Almuerzo es en el restaurante El Encuentro, antes de continuar el camino hacia el Valle de Colchagua. Al final de la tarde, visita de la bodega Casa Silva, donde tienen tiempo para disfrutar de las instalaciones, ya que se alojan en la hermosa casa de huéspedes que data de principios del siglo XIX.
Opción 1: almuerzo en Altaïr.
Opción 2: almuerzo y paseo a caballo en Altaïr.
Almuerzo: libre en el restaurante El Encuentro.
Distancia: 200 km de trayecto, aproximadamente.
Cena y noche: Hotel Casa Silva.

DÍA 9 : VALLE DE COLCHAGUA

Descripción: por la mañana visitan el Clos Apalta (Casa Lapostolle), cerca de Santa Cruz. La nueva bodega de la familia Grand Marnier, abierta en 2006 y reservada para el Clos Apalta, mejor cosecha de la bodega. En el corazón de la montaña y con una vista que domina todo el valle, esta bodega parece a la vez un nido y las duelas de una barrica rota. La arquitectura interior es una elipse en siete niveles, utilizados para producir el vino según el proceso de la gravedad. Durante las vendimias, que se extienden por dos meses, la uva llega al piso superior, los granos son seleccionados manualmente. En el piso inferior, el vino se guarda veinte meses en barricas de roble antes de ser embotellado. La visita incluye el almuerzo. Durante la tarde, un paseo por la pequeña ciudad de Santa Cruz y el museo de Colchagua, una exposición notable que traza toda la historia de Chile.
Otras opciones: Visita de la bodega Viu Manent. Usted también puede escoger disfrutar de las instalaciones de Viña La Playa, una morada encantadora, a orillas del río y con un hermoso parque florido.
Distancia: 120 km de trayecto aproxidamamente.
Almuerzo: Clos Apalta.
Cena: libre, es posible en el mismo lugar o en Santa Cruz, por ejemplo en Los Varietales. 20 km (Transporte a su cargo).
Noche: Hotel Viña La Playa.

DÍA 10 : VALLE DE COLCHAGUA

Descripción: salida por la mañana para el pintoresco pueblo de Lolol, que conserva sus tradicionales casas multicolores. Luego, un tour de cultura y vinos en Viña Santa Cruz: un teleférico los conduce hasta lo alto de una colina que domina el viñedo, donde han sido reconstituidas las casas típicas de las diferentes comunidades indígenas de Chile: ruca mapuche, una casa aymara, la estatua de Moai de la isla de Pascua. Luego, visita de las instalaciones de la bodega de estilo hispano-criollo, y de su pequeño museo, antes de ir a la hacienda Lolol donde los espera un delicioso almuerzo con especialidades regionales. A media tarde, visita la bodega Montes con degustación. Allí se produce uno de los mejores vinos de Chile, en una bodega emplazada en una colina y construida según los consejos de un maestro de feng-shui. Al final de la tarde, regreso a Viña La Playa donde puede disfrutar de la piscina o de una clase de tenis.
Distancia: 120 km de trayecto, aproximadamente.
Almuerzo: Hacienda Lolol.
Cena: libre, es posible en el lugar mismo o en la ciudad de Santa Cruz a 20 kms (Transporte a su cargo).
Noche: Hotel Viña La Playa.

DÍA 11 : VALLE DE CASABLANCA / VALPARAÍSO

Descripción: por la mañana, toman el camino hacia el Valle de San Antonio, con destino al Pacífico. Después de la visita de Matetic, la hermosa bodega de arquitectura moderna perdida en plena naturaleza, el sommelier les hará descubrir sus vinos. Luego se dirijen al restaurante Equilibrio, situado en un bonito parque a 10 kms de allí, para un almuerzo gourmet. Por la tarde, visita de la bodega boutique Casas del Bosque, que produce un excelente Sauvignon blanco, especialidad del Valle de Casablanca. Llegan sobre el final de la tarde a Valparaíso y al hotel Zero.
Distancia: 380 km de trayecto, aproximadamente.
Almuerzo: restaurante Equilibrio de la bodega Matetic.
Cena: libre en Valparaíso.
Noche: Hotel Boutique Zero.

DÍA 12 : VALPARAÍSO / VUELO

Descripción: hasta la hora de partida hacia el aeropuerto, el día puede ser dedicado para descubrir las calles escarpadas de Valparaíso, sus barrios llenos de encanto en el Cerro Concepción y en el Cerro Alegre o según su deseo y el tiempo del que ustedes disponen, para hacer una excursión a lo largo de la costa del Pacífico hasta Viña del Mar y sus palacios, o incluso hasta la ciudad balnearia de Concón.
Almuerzo: libre.
Cena y noche: en el avión.